En una atmósfera rica de tradiciones, Le Mas Fleuri ofrece a sus huéspedes todo lo que necesitan para sentirse a gusto. Miles de personas de todo el mundo se cruzan aquí por más de 40 años y muchos de ellos siguen regresando.